Viernes 16 Noviembre 2018

  

 

Comuna 15

  

El viernes 4 de diciembre la Facultad de Agronomía de la UBA llevó a cabo la última Jura de Egresados del año donde recibieron sus diplomas de grado: 73 Ingenieros Agrónomos, 9 Licenciados en Ciencias Ambientales, 15 Licenciados en Economía y Administración Agrarias, 1 Licenciado en Gestión de los Agroalimentos, 8 Técnicos en Jardinería, 4 en Turismo Rural, 3 en Floricultura y 2 en Producción Vegetal Orgánica.

 

“Es un día de mucho orgullo y alegría para ustedes que egresan y para nosotros como autoridades de una facultad pública porque estamos entregando a la sociedad más de cien nuevos profesionales. Terminan una etapa y comienzan otra nueva para ser graduados por el resto de la vida. En ese sentido, la Facultad va a estar siempre abierta para que se actualicen y puedan seguir siendo útiles para la sociedad, y porque también los necesita a ustedes como graduados. Cómanse el mundo, labren su porvenir y traten de hacer cosas que sean útiles para los más necesitados”, afirmó el decano de FAUBA Rodolfo Golluscio, que junto a las autoridades de la Facultad presidieron la ceremonia de Jura.

También, durante el acto se entregaron los diplomas de los egresados de la Escuela para Graduados “Ing. Agr. Alberto Soriano”. En 2015 se graduaron 30 doctores en Ciencias Agropecuarias, 25 magísteres y 35 especialistas en distintas áreas.

Además, el Banco Santander Río en su séptima edición entregó el premio al mérito académico a la Ing. Agr.  Ximena María López Zieher por su desempeño a lo largo de la carrera.

La egresada María Lucila Valera, mejor promedio de la promoción de Ingenieros Agrónomos, habló en nombre de sus compañeros y expresó: “Hoy en lugar de libros y apuntes volvemos a casa con un título otorgado por la UBA ni más ni menos, que es la mejor casa de estudios de Iberoamérica. Y no sólo eso: egresamos de la Facultad de Agronomía destacada tanto a nivel nacional como internacional. No sólo accedimos al privilegio de estudiar sino que también fuimos formados por excelentes docentes de nivel académico que con pasión y cariño por el saber nos han transmitido su conocimiento. La UBA nos ofrece formación integral gratuita y es nuestra responsabilidad velar no sólo por el ejercicio ético de nuestra profesión sino también para que otros puedan acceder a una educación pública de calidad”.

Y a modo de reflexión enfatizó: “El país se encuentra en un momento de cambio y debe encontrarnos unidos. Nuestro conocimiento debe ser aplicado en pos del desarrollo equitativo, el cuidado del medio ambiente y el progreso social. No olvidemos que somos embajadores de la UBA y está en nosotros demostrar por qué es una de las mejores del mundo”.

Con el deseo de reflexionar sobre el futuro que espera a los egresados,  el Ing. Agr. Roberto Benech-Arnold, Profesor Titular de la cátedra de Cultivos Industriales, se dirigió a los nuevos egresados: “Cuando era chico imaginaba qué carrera estudiaría y me costó encontrar esa respuesta. Pero me motivaba pensar que no era cierto que uno eligiera una carrera sólo para asegurarse un buen pasar económico sino que debería haber un motivo más fundamental relacionado con la posibilidad de mejorar como persona y servir a otros. Somos luchadores contra el hambre, venimos a la Facultad para aprender a producir alimentos y cargamos con la responsabilidad de tener que producirlos en forma sustentable sin dañar el medio ambiente. El biólogo Norman  Borlaug dijo: El alimento es el derecho moral de cada persona que nace en este mundo. Hoy en su graduación grábense estas palabras para proponerse cumplir con el compromiso asumido”.

Para cerrar, el decano se refirió a las últimas elecciones presidenciales, a los cambios que está atravesando el país y al valor fundamental de la democracia.

“Independientemente de quien ganó las elecciones tenemos que festejar 32 años ininterrumpidos de democracia. Esta democracia es digna de ser defendida con los defectos y críticas que se pueda tener. Yo nací en el 56 bajo un gobierno militar, y entré a la Facultad en el 75 con un gobierno democrático, pero un año después hubo un golpe de Estado e hice toda la facultad bajo ese gobierno, que entre otras cosas, anuló las instituciones democráticas y cercenó las libertades públicas. Ojalá no suceda nunca más”.

Y agregó: “Vivimos un momento histórico muy fructífero en el cual podemos criticar, manifestar, organizarnos, en pos de lograr algún cambio político económico o social, abierta y públicamente. Son 32 años de democracia, no basta con festejarla sino que debemos tratar de mejorarla. La democracia tiene muchos problemas, pero sólo se los puede resolver con más democracia. Y ustedes como egresados universitarios tienen un rol fundamental: el sostenimiento y fortalecimiento de la democracia. Son agentes de cambio valiosos para la sociedad”.

Fuente: FAUBA 

Redacción Fauba: Lic. Agustina Cavalanti